Tendencias geológicas del intemperismo de las rocas ultramáficas en Cuba oriental

Waldo Lavaut-Copa

Resumen


La parte oriental de Cuba incluye seis macizos de rocas máficas y ultramáficas ofiolíticas con un área total de 3 400 kilómetros cuadrados, de los cuales 835, (el 25 %) están cubiertos fluvialmente por una corteza de intemperismo laterítica de 10 m de potencia promedio, desarrollada en terrenos amesetados y de suave pendiente (5-15%), con cotas +50 hasta 900 metros desde el maestrichtiano-paleoceno hasta el reciente. La mayor parte del área de los macizos está constituida en un 40-90 % por ultramafitas harzbugitas serpentinizadas de procedencia oceánica toleítica (23 % de olivino y 76 % de piroxeno rómbico enstatita). La corteza de intemperismo laterítica, independientemente de la altimetría del terreno respecto al nivel del mar, presenta una misma estructura litológica zonal, con uno hasta seis litotipos, donde se distinguen dos zonas inestructurales (globulada terrosa) y cuatro estructurales (con relictos de la estructura primaria de la roca madre, fragmentaria, polvosa) ubicadas independientemente por debajo de las primeras. Según la composición zonal, se establecen tres tipos litológicos de perfiles de intemperismo: inestructural (con uno o dos litotipos estructurales hematito-goethíticos  gibbsíticos); estructural incompleto (con dos litotipos inestructurales hematito-goethíticos gibbsíticos y un litotipo estructural limonítico gibbsíticos) y estructural completo (con dos litotipos inestructurales hematito-goethíticos  gibbsíticos un litotipo estructural limonítico gibbsítico y un litotipo estructural serpentinítico-arcilloso limonítico). De forma fluctuante, por debajo de cada perfil ocroso, yacen las zonas litológicas de rocas madres lixiviadas y agrietadas, que completan el espesor total de alteración hipergénica de las rocas madres. La presencia, difusión areal y potencias de los tipos litológicos de perfiles de intemperismo se controlan por la variación de pendiente del terreno, el microclima, la figuración tectónica, y el quimismo y mineralogía de las rocas madres ultramáficas (magnesialidad, ferocidad-aluminosidad, cantidad y tipo de piroxeno y serpentina), siendo más desfavorable los tipos menos serpentinizados, más antigorizados y más piroxénicos, así como los terrenos con pendientes entre 15 y 35o, y los localizados en climas menos lluviosos. A tenor, la movilización geoquímica de la sílice y el magnesio para la maduración del perfil litológico de intemperismo va a seguir una tendencia de evolución particular y única en cada localidad, con retención en los terrenos de poca pendiente y elevada humedad natural por escaso desagüe o inundación y baja intensidad de la radiación solar. Como consecuencia se generan yacimientos lateríticos de diferente magnitud, con distinta potencia y contenido de componentes útiles (Fe, Ni, Mn, Co, Cr, Ti) y nocivos (Si, Mg, Al) en las menas y con diferente relación mena/escombro

Texto completo:

PDF

Estadísticas

Resumen
0
PDF
0


Copyright (c) 1998

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.